¿En qué barco vino mi abuelo?

¿En qué barco vino mi abuelo?

por Soledad Gil

 

. No quiero decepcionarlos , pero empezar a reconstruir la historia familiar por el barco en el que llegó   el ancestro europeo , no suele ser el camino más fácil , ni el más productivo, y menos si el objectivo es buscar la ciudadanía  del Viejo Continente.

Risultati immagini per argentina

La gente iba y venía varias veces, los registros eran erráticos y bastante mal conservados. Podían ir primero a los Estados Unidos y luego llegar a Montevideo, o a Brasil, entrar por tierra, o por otro puerto fluvial, donde los controles migratorios no eran lo que son hoy.

Ya es leyenda el hecho de que quienes anotaban a los inmigrantes lo hacían por aproximación : los apellidos perdían consonantes, vocales, se transformaban en otra cosa.

Scatuorchio pasaba a ser Escatueco, Jannsen era Yances y Mac Really era Macrelli.

La web ayuda mucho en la tarea, pero hay que saber utilizarla.

Para el período que va desde 1821 hasta 1869 puede consultarse el sitio Entrada de Pasajeros, que permite una cantidad limitada de  búsquedas por día.

En el Archivio General de la Nación (L.N. Alem 246 4° piso, de lunes a viernes de 10 a 17) están los libros originales microfilmados, que se pueden ver, año a año. Si encuentra al ancesto deseado, puede imprimir la página  por tre pesos cadauna.

Entrada de Pasajeros tiene la ventaja de estar indexado (quiere decir que es posible ingresar el nombre, más o menos aproximado del ancestro, y ver si aparece, en lugar de tener que mirar una a una todas las imágenes).

Del periodo 1870-1881 no hay datos. Se han perdido todos los registros.

Barcos de los inmigrantes: C.E.M.L.A. en Buenos Aires

C.E.M.L.A.

Por  último, de la etapa 1882-1950 se puede buscar online en CEMLA (Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos). Los originales se encuentran en el Archivio Intermedio del AGN (Paseo Colón 1093 4° piso), pero como no están microfilmados, sólo permiten manipular los libros a quien tiene una fecha precisa de  búsqueda.

Si no descubrió  nada en los barcos, pero aún tiene curiosidad y quiere seguir investigando, uno de los mejores recursos online es el sitio www.familysearch.org de la iglesia mormona, que ha llevado a cabo la encomiable tarea de microfilmar y subir a la web una enorme cantidad de registros parroquiales de todo el mundo, y algunos registros civiles. Allí figuran indexados los únicos dos censos nominales que se conservan en la Argentina: el de 1869 y el de 1895. A veces, arroja mucha  más información la planilla del censo, donde se ve (en español) que el tatarabuelo vivía con su esposa y siete hijos, todos con edad, lugar de nacimiento y profesión , que la hoja del registro de pasajeros del barco, donde nunca se anotaba el lugar de origen del recién llegado.

A partir de ahí, existen recursos más complejos como las actas parroquiales que no están indexadas, o aprender a buscar con quién venía el ancestro en el mismo barco. Felizmente , hay foros de internet de genealogía argentina, gallega, vasca, italiana, francesa. Todo un camino para desandar los pasos del abuelo que vino hace tantos años, sin saber del todo que echaría raíces en este suelo. #

Soledad Gil

El Autor:

Soledad Gil es una periodista argentina editor de Lugares“, la revista mensual argentina más importante de viajes.

Share This: